Un oasis en el desierto

foto blog1 Un oasis en el desierto

Sígueme también en Twitter

Acabo de pasar unos días de aventuras inolvidables, descubriendo la naturaleza y disfrutándola a orillas de una laguna, en el campamento ecoturístico Kuyimá, junto a la Laguna San Ignacio en Baja California Sur, un verdadero oasis en el desierto.

Salir, ver, y tocar

Para llegar es necesario volar a Los Mochis, Sinaloa y ahí tomar una avioneta que hace un trayecto de una hora y media a la laguna.

Ah√≠ experiment√© el ecoturismo en todo su esplendor, entre √°reas naturales protegidas, disfrutando sus paisajes, flora y fauna silvestres, y al mismo tiempo apoyando el desarrollo econ√≥mico del lugar. En Kuyim√° se conserva la naturaleza y se ayuda al desarrollo de sus habitantes, quienes nos ense√Īan su gran riqueza y c√≥mo cuidar el medio ambiente.

Aventura y aprendizaje

Te hospedas junto a la laguna, en caba√Īas de madera r√ļsticas y c√≥modas, en completa armon√≠a con la naturaleza. La comida es deliciosa, especializada en pescados y mariscos. Su gente amigable y bien preparada comparte su profundo conocimiento y amor por esta zona aislada de M√©xico. Y los visitantes aprendemos mucho sobre el medio ambiente, porque nos ense√Īan a cuidar los recursos naturales. El agua se ahorra al m√°ximo y se calienta con celdas solares, la luz el√©ctrica se genera con el viento, la basura se separa y se crea composta para abonar la tierra.
 
Incomparable belleza

En la laguna pude vivir la magia de más de 250 ballenas grises, que llegan cada invierno después de una migración de 20 mil kilómetros, desde sus zonas de alimentación en Alaska. Aquí se reproducen, dan a luz a sus ballenatos y los preparan para el largo viaje de regreso. La conmovedora imagen de las ballenas madre cuidando a sus recién nacidas crías nos deja con la boca abierta, son imágenes en el corazón que jamás olvidaré. Aquí algunas fotos de ballenas grises.
 
Un lugar √ļnico

Además de los avistamientos de ballenas, realizamos expediciones a los lugares que están alrededor de la laguna. En los manglares observamos a las aves residentes y migratorias, en este ecosistema se crían peces, moluscos y muchos otros animales. Al hacer remo sobre kayak nos sumergimos en laberintos de mangles, agitados por miles de pájaros y bancos de peces. En los paseos por la playa descubrimos un desierto de dunas de arena y millones de conchitas alrededor de la laguna. En la visita al bosque espinoso disfrutamos paisajes desérticos inolvidables con cactáceas gigantes. Y la salina El Cuarenta es un lugar completamente mágico donde se evapora el agua del mar y queda sólo la sal inmaculadamente blanca.

Si se te antojó vivir esta aventura, ve mis fotos de San Ignacio y visita el sitio kuyima.com.

9 pensamientos en “Un oasis en el desierto

  1. Qué lugar tan impresionante!!! Y qué gran aventura eso de volar en avioneta!! Qué se siente?? Seguro desde arriba veías unos paisajes impresionantes al cruzar el Mar de Cortés, no? Y eso de ver a las ballenas grises debe haber estado indescriptible, las pudiste acariciar? Síguenos contando! Saludos.

  2. Este sitio est√° incre√≠ble!!! Me recuerda a las playas v√≠rgenes en las que he estado, como playa Para√≠so, playa Ventura, Chacahua, Boca del Cielo… wwwooowww!!! ¬ŅCu√°nto cuesta pasar unos d√≠as aqu√≠? Se llenar√° mucho en semana santa? Saludos!!!

  3. Estos lugares son hermosos. Espero nada de esto se pierda con el nuevo “puerto” en Punta Colonet.
    Una copia de este reportaje deveria ser mandado el Presidente para que vea lo que se esta destruyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Est√°s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Imagen de Twitter

Est√°s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Foto de Facebook

Est√°s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Google+ photo

Est√°s comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesi√≥n / Cambiar )

Conectando a %s