Patanes

Sígueme también en Twitter

patanes Patanes

En nuestra constante búsqueda del amor, las mujeres salimos con hombres que muchas veces creen que al tener actitudes de desinterés o indiferencia hacia nosotras nos harán derretir o enamorar más, pero sucede todo lo contrario. Todas las siguientes son experiencias personales o de amigas cercanas. Hombres: tomen nota.

Es importante que desde la primera vez que nos suceda algo así expresemos nuestro malestar de forma amable pero directa. Si no le decimos nada para no romper el dulce encanto del momento o por temor a que se aleje, él volverá a hacerlo en el futuro, ocasionando muchos ratos amargos. Y si reclamamos mucho tiempo después, seguramente lo haremos furiosas y él muy probablemente responderá “¿Y por qué nunca me lo habías dicho?”.

También debemos tomar en cuenta que si queremos atenciones y cortesía, debemos dar lo mismo, ser consideradas y no comportarnos de la misma forma ruda. También debemos analizar por qué salimos con un hombre que nos hace sentir mal y ser honestas con nosotras mismas.

25 Patanerías

No te pregunta cómo estás. Se saludan, le preguntas cómo está y él sólo te contesta “bien”.

Tu respuesta: Con una gran sonrisa, responde brevemente: “Yo también estoy muy bien, gracias”. Él captará tu desagrado por no interesarse en saber qué tal te va a ti.

Es descortés contigo. No te abre la puerta, no te retira la silla, no te cede el paso, camina adelante de ti. Sabemos que hemos peleado mucho por la igualdad entre sexos, pero la caballerosidad jamás está de más y tú mereces ser tratada como una dama en todo momento.

Tu respuesta: Coméntale lo grandes que son para ti esos pequeños detalles porque te demuestran su interés en que tú estés bien.

Nació pegado a su celular. Vayan a donde vayan, estén donde estén, élno suelta su celular o iPad ni porque te quiere conquistar. Mensajea, twittea, navega, contesta mails, ve fotos, pero no logra poner su atención en ti, apenas te mira y te contesta. Su mente, sus ojos y sus manos están unidos en uno con su gadget.

Tu respuesta: Por supuesto que no debes tomar la misma actitud o jamás llegarán juntos a ninguna parte como pareja. Mejor negocia con él que por lo menos por una hora guarde su aparato para poder intercambiar palabras y cercanía.

Abusa de tu confianza. Apenas lo conoces, lo has visto dos o tres veces y ya te mensajea tarde en la noche, te insiste en que salgan solos, te piropea sin saber si tienes pareja, te dice nombres de cariño como “gorda” o “flaca”.

Tu respuesta: Pregúntale directa pero tranquilamente por qué te trata con tanta familiaridad y pídele que mantenga un poco su distancia mientras se siguen conociendo poco a poco.

Te ve de forma lasciva. No disimula en recorrer con la mirada tu cuerpo o dejarla fija en tus senos, glúteos o entrepierna. O tal vez cuando te saluda, te toca de forma desagradable.

Tu respuesta: Establece desde el principio que lo que hace es una falta de respeto que lejos de resultarte atractiva te incomoda y pídele que no lo vuelva a hacer o te alejarás definitivamente.

Quedó en llamarte y no lo hace. Te quedaste esperando su llamada y nunca sucedió o te llamó mucho más tarde. Es comprensible si se le presenta un serio contratiempo, pero cuando se repite constantemente cae en la desconsideración hacia ti.

Tu respuesta: En cuanto puedas, explícale que dejaste de hacer cosas por estar esperando su llamada y que para ti es importante que respete tu tiempo.

Nunca pasa por ti. Cada vez que quedan en salir, él propone verse en algún lugar, mas no recogerte en casa o el trabajo, sin tomar en cuenta que después de salir tarde del cine o tomarse unas copas regresarás sola a casa.

Tu respuesta: En las primeras citas sí es mejor verse en el lugar, por tu misma seguridad cuando aún no lo conoces bien. Pero ya con mayor confianza exprésale que tú buscas a alguien que sea lo suficientemente atento como para ir por ti y regresarte a casa después de la cita.

Te cancela o nunca llega. Quedaron de salir el viernes por la noche, tú te arreglas desde temprano y estás más que lista, pero una hora antes él te cancela porque está cansado de manejar toda la tarde o un poco adolorido del dentista, y tú te quedas en casa maquillada y en pijama.

Tu respuesta: Dile que qué bueno que te llama porque necesitas decirle que estás muy apenada pero te encontraste a un amigo tuyo que no habías visto en mucho tiempo y estás con él. O dile que habías olvidado que ya habías quedado en salir con tu mejor amiga y necesitas cancelarle.

Es indiferente si otro te corteja. Estás con él en el bar y un tipo al lado no deja de mirarte con insistencia, cerrarte el ojo, sonreírte o levantar su copa para brindar contigo. Se lo comentas a tu galán y él simplemente se ríe.

Tu respuesta: Tú no buscas que él se levante a romperle los huesos al otro, pero exprésale que te gustaría que mostrara por lo menos un poco de desagrado hacia quien te está incomodando y le dirigiera una mirada de un hombre que protege su “territorio”.

Nunca va a tu casa. Cada vez que ven una película es en su casa. Cada vez que se dedican un par de “horas de sillón” es en su casa. Cada vez que se cocinan juntos es en su casa. Él no se para por la tuya ni para conocer a tu familia.

Tu respuesta: Pregúntale si hay algo en especial en tu hogar que le desagrade, tal vez vives muy lejos o tu familia no lo ve con buenos ojos, pero sea lo que sea, todo puede remediarse. Lo importante en toda relación es establecer acuerdos y ser parejos, véanse una vez en su casa y la siguiente en la tuya.

Esconde su ternura y sensibilidad. Sucede cuando están solos pero sobre todo si están presentes sus amigos. Su mirada se vuelve distante, su tono de voz  seco o incluso te suelta la mano.

Tu respuesta: Todos los seres humanos tenemos nuestras inseguridades, zonas de vulnerabilidad y tememos mostrar demasiado interés o entregarnos por completo por miedo a ser lastimados, atosigar o hacer huir al otro. Tristemente si uno es distante ocasiona que el otro también lo sea y la relación se torne fría. En este caso inicia mostrándote tú misma tierna y cálida con él para que vaya perdiendo sus miedos y hablen de cómo trabajar ambos en ello.

Está ausente en fechas importantes. No pudo estar en tu cumpleaños o graduación, ni en la boda de tu hermana. Lo comprendes cuando se debió a causas fuera de su control, lo malo es cuando sus razones son que jugaban los Patriotas de Nueva Inglaterra, se sintió mal de la panza, lo agotó su viaje o andaba sin muchos ánimos de fiesta.

Tu respuesta: Si no desea compartir los momentos más significativos de tu vida, no está dispuesto a compartir nada contigo. Estás con un hombre que te hará derramar muchas lágrimas en el futuro, así que tal vez lo mejor sea decirle adiós.

Muestra cuánto le atrae otra mujer. Están juntos y él voltea a ver a otra chica que pasa o ven una foto de Katy Perry y él expresa cómo “se derrite de buena”.

Tu respuesta: Por supuesto lo normal es que tú no seas la única mujer del universo atractiva para él, pero siempre debe ser cuidadoso y sensato en su forma de expresar frente a ti que otra persona le parece bella o fascinante. Pídele que modere el tono en que hace sus comentarios sobre alguien más, sea una simple mortal o una celebridad inalcanzable.

No te dice que luces bien. Tú te esmeras más que nunca en gustarle con tu atuendo, pelo y maquillaje. Él llega por ti y hasta lo recibes en pose de topmodel, pero él sólo está interesado en estar a tiempo a donde se dirigen y en el camino habla de mil cosas excepto de lo hermosa que te ves.

Tu respuesta: Regla #1: Jamás le preguntes cómo te ves, pues él contestará como robot automatizado “bien” sin dirigirte una mirada. Coméntale que has leído que en las relaciones desgastadas la pareja ya no nota en el otro ningún cambio físico (y esto es verídico). Y si apenas se están conociendo, es cuando él debe fijarse más que nunca en ti.

Le dice apodos de cariño a sus amigas. Tú sabes que él tiene amigas cercanas que seguramente son sólo eso, pero te resulta molesto cuando frente a ti las llama “mi amor”, “corazón”, “baby”.

Tu respuesta. Si lo que él busca es crear una base de confianza entre ustedes, debe esmerarse en que no dudes de él y su limpio cariño hacia las amigas. Pídele que cuando esté contigo, esas muestras de afecto mejor te las exprese todas sólo a ti.

Es irrespetuoso con tu gente. Se muestra antipático con tus amigos, ignora a tus amigas si le hacen un comentario, le contesta de mala gana a tu mamá, se ríe de tu hermano.

Tu respuesta: Una persona que te quiere bien, en todo momento se esfuerza por hacerte sentir bien. Si él no sabe que te lastima al despreciar a tus seres queridos, es mejor decirle adiós.

Se rehúsa a bailar contigo. Tú ya sabes que él no sabe o no le gusta bailar, pero en la boda de tu mejor amiga se niega a levantarse de la mesa y te propone que mejor bailes con algún amigo.

Tu respuesta: Dile cuántote gustaría que hiciera un esfuerzo por divertirse en la pista contigo a pesar de tener dos pies izquierdos y que lo importante es pasarla bien juntos.

Es impuntual. Generalmente somos más impuntuales las mujeres y esto no se justifica con nada. Pero él desde la primera cita siempre ha llegado tarde cuando tú lo esperas y parece no importarle mucho hacerte perder tu tiempo.

Tu respuesta: Establece con él un límite de tiempo, por ejemplo una espera máxima de 15 minutos, e infórmale que después de ese tiempo, si él no llega tú te irás.

No te da tu lugar ante su familia. Su abuela te falta al respeto con una frase insolente, tú le pides a él que por favor después hable con ella para concientizarla de que te agredió y pedirle que no repita esa actitud contigo. Pero él te responde que si lo hace su abuela se le morirá del disgusto y te pide que seas comprensiva con la pobre anciana.

Tu respuesta: Si él prefiere que  antes que tú esté bien otra persona, dile que entonces serás tú misma quien le pedirá a ella que modere su actitud negativa hacia ti.

No te defiende si te faltan al respeto. Van juntos por la calle, un tipejo te dice una vulgaridad, te chifla o te mira obscenamente y tu galán no reacciona de ninguna forma.

Tu respuesta: Exprésale queno sólola actitud del desconocido te llenó de coraje y vergüenza, sino que además te inundó de sorpresa la pasividad de tu acompañante, de quien esperas cuidados como pareja y protección como hombre.

Tú te lastimas y él se va. Caminan juntos, túte tuerces un tobillo o te golpeas el dedo del pie con la banqueta, expresas un “¡ay, ay, auch!” de dolor, te agachas a sobarte y te quedas ahí… prrrtt prrrtt (grillos)… y te impactas al ver que él se siguió caminando.

Tu respuesta: Pregúntale qué hubiera hecho si otro hombre se acercara a preguntarte si estabas bien y te hubiera ayudado a levantarte y caminar. Explícale cuánto esperas su preocupación por tu bienestar y que su dulce consuelo cuando te lastimas es lo único que te hace sentir bien.

Paga sólo lo suyo. Se toman un café y él sólo paga el suyo. Compran un elote en la calle y él sólo paga el suyo.

Tu respuesta: Cuando se trata de gastos pequeños como una bebida o una golosina, resulta ridículo que cada uno pague el suyo, además no hay nada más lindo que invitar al otro un detalle. En lugar de estar dividiendo cada gasto, acuerden invitar el uno al otro una vez cada quien. Y los gastos mayores como boletos de conciertos, viajes juntos, ropa, etc., ahí sí apliquen el pagarse cada uno lo suyo.

Se queda con tu cambio. Esta vez te toca invitar a ti, así que le das el dinero para que él pague y cuando le dan el cambio él se lo guarda.

Tu respuesta: Díselo directamente desde la primera vez: “¿Te parece bien que cuando tú invites yo también me quede con tu cambio?” y no temas parecer avara, tú te esfuerzas por ganar tu dinero.

Pide antes que tú en el restaurante. Se acerca el mesero y tu pretendiente se apresura en ordenar su comida y bebida sin tener la cortesía de dejarte hablar primero con el mesero para ordenar lo tuyo. O en ocasiones pide la cuenta sin antes preguntarte si quieres algo más.

Tu respuesta: No está de más usar la gastada pero efectiva frase “Primero las damas, ¿no crees?”. Y en el segundo caso, infórmale que no es que quieras seguir pidiendo y comiendo, pero te gustaría que antes de pedir la cuenta él tuviera la amabilidad de averiguar si no te quedaste con un poco de sed y deseas un vaso de agua.

Sube los pies a tu sillón. Todo es gusto y regocijo cuando lo recibes en tu casa para pasar un rato increíble juntos, pero de repente se rompe todo el encanto con sus botas sucias con tierra y partículas de caca de perro sobre tu lindo sillón que tanto cuidas o tu fina mesa de centro.

Tu respuesta: Debe serasí de sencilla: “No hagas eso, por favor no lo hagas”.

Su departamento es un asco. Te invita a pasar una tarde o noche de pasión en su espacio y cuando llegas te encuentras con que ni siquiera levantó la cáscara de plátano de la alfombra, la botella de refresco junto a la cama, no le jaló al sanitario o dejó el asiento mojado, y los trastes sucios incluso tienen cereal pegado.

Tu respuesta: Exprésale que tú quieres que muestre interés en ti limpiando antes de recibirte en su hogar, que te sientes bien en un ambiente ordenado y no estás cómoda romanceando en una pocilga.

Tú también cuéntanos qué patanerías has sufrido y por qué las has aguantado. 

42 pensamientos en “Patanes

  1. No, yo no concuerdo con algunas cosas, muchas mujeres aman a los patanes, por que? por que ellos son seguros de si mismos y no necesitan quedar bien y ganar aprobación de ellas, los que hacen ese tipo de cosas son los hombres lindos que en lugar de parecer lindos parecen necesitados para llamar la atención, como la mayoría de los hombres son así atentos y lindos ustedes quedan acostumbradas y cuando un patán llega ustedes quedan con el interés de saber por que el no es como los demás, el por que el las trata así?? en ustedes despierta el interés y eh ahí la magia y eh ahí cuando el patán se convierte en un reto y eso les encanta “los retos” y mientras mas patanes son, mas les gusta, ademas si todos fueran tan atentos seria muy aburrido :) saludos

  2. Si no mostráramos desinterés en las mujeres ellas no mostraran interés en nosotros es así de simple, sobre todo las que son muy lindas ya que son las que tienen el ego por el cielo, si uno fuera amable como sugiere este articulo no le prestaría atención o solo lo vería como un amigo, espero que pocas mujeres vean esto.

  3. este post es producto de una mente bipolar, ejemplo perfecto del por que los patenes como el autor pretenciosamente los llama, son producto del mismo quejoso, es increible como seguimos siendo esclavos de estreches de mente y convencionalismos retrogrados.

  4. Algo que a mí me parece grosero y que tal vez me criticarán por ello es que él no se lava las manos antes de tocarme y acariciarme y viene del trabajo todo sucio, yo sí lo veo como una desconsideración y me molesta repetirle que lo haga.

  5. Por favor que alguien me explique!! ¿Por qué los hombres no ordenan un poco su casa cuando nos invitan a sus novias a quedarnos? Juro que no lo entiendo!! Y la verdad a las mujeres eso nos molesta mucho. Nosotras arreglamos mucho la casa cuando él va a ir a visitarnos.

  6. Salí del cine con el hombre que me pretendía y él me dijo que después de dejarme se iría a cenar porque moría de hambre…. ¿por qué no me dijo que fuéramos juntos? O mejor hubiera sido que no me comentara qué haría más tarde, me cayó como bomba el pesado.

  7. Una vez me lastimé en la calle y mi exnovio se siguió caminando sin decirme nada, entonces se acercó un desconocido y me dijo “estás bien? te ayudo a levantar?”. Yo alcancé a mi novio y le conté y me dijo que ni siquiera había visto lo que pasó. Es cierto, él era un hombre muy patán.

  8. Sí, los hombres avaros son de lo peor. Cené con alguien una vez y se enojó porque según él el lugar estaba muy caro, cosa que no era cierto, así que pidió la cuenta y se levantó mientras yo aún ni terminaba de comer.

  9. A mí me estuvo insistiendo un chico toda la semana en salir el sábado y el día llegó y le llamé para acordar la hora y me respondió que ya tenía otro plan… Adióooosssss!!

  10. Prefiero bailar bien con un amigo o desconocido que bailar mal con mi galán que nomás no tiene ritmo. Además él es pesado y me cansa mucho llevarlo en la cumbia y salsa.

  11. Yo salía con un equis que cada vez que le preguntaba cómo me veo me respondía “bien”, hice el experimento de preguntárselo un día que me veía horrible y me contestó igual, así que nunca más le creí ya nada.

  12. Mi chico es tan respetuoso que no voltea a ver a una chica, yo misma debo decirle cuando pasa alguien linda para que la mire y me comente qué opina de ella, sólo porque me gusta saber qué piensa. Mejor que las vea conmigo que sin mí.

  13. Yo no fui a la comida de cumpleaños de su mamá porque me enojé mucho con él, ¿eso me hace una mujer patana? Dicen que los hombres aman a las cab…nas no es cierto?

  14. Es muy cierto lo que dices y me encanta cómo lo explicas: Todos los seres humanos tenemos nuestras inseguridades, zonas de vulnerabilidad y tememos mostrar demasiado interés o entregarnos por completo por miedo a ser lastimados, atosigar o hacer huir al otro. Pero, cómo podemos vencer esto los hombres que tenemos esos miedos? Mujeres aconséjenos qué hacer.

  15. El mega patán de mi ex me llevó a una carne asada con sus amigos y extrañamente ahí ni siquiera me volteó a ver, saliendo de ahí le reclamé y me pidió perdón y hasta lloró, pero ni él mismo pudo entender por qué lo hizo ni explicarlo. Me dejó un mal recuerdo.

  16. Si un hombre te invita a salir como amigos y no está interesado en andar contigo de novios, ¿debe abrirte la puerta y molestarse si te intenta ligar otro? No estoy segura, ¿qué opinan?

  17. A mí me gustaba un patanazo de éstos que se creía mucho pero ufff la verdad yo todo lo pasaba porque era sexy sexy sexy, de ésos ugly sexy, en moto, con tatuajes, aretes, actitud uuultra masculina uau!! Pero sí me lastimó y sufrí, le dije adiós pero cómo lo recuerdo! <3

  18. En mi caso me apaga de inmediato que él me diga que nunca ha fumado, nunca bebe, nunca viaja… ay qué pereza por dios!! No es que sea patán pero qué flojera imaginarlo como novio después.

  19. En lo personal me ha pasado que el que me quiere conquistar me habla medio golpeado o seco, eso sí me trauma y es un adiós para siempre. ¿No piensan algunos hombres?

  20. A mí francamente sí me molesta un poco que un hombre me “tire la onda” sin siquiera interesarse antes en saber si tengo novio, esposo o lo que sea. Es como una falta de respeto pasar por encima de la relación de alguien más, ¿no creen?

  21. Así como él llega por mí y en cuanto me saluda saca su celular y se pone a ver tuiter, yo saco mi periódico y me pongo a leerlo frente a él jajaja…!!

  22. ¿De dónde demonios salió esa pésima costumbre de modita de preguntarle a alguien cómo está y que sólo te conteste “bien”? Terrible, falta de educación es eso!!

  23. Siempre he sentido que a los hombres hay que re-educarlos, como que vienen mal educados por una madre machista que los impulsa a portarse mal con las mujeres pensando que así los vamos a adorar más, qué equivocadas están.

  24. Sí, qué pereza me da un hombre que dizque anda intentando ver qué onda contigo y se porta desinteresado en cómo estás, qué piensas, no te deja hablar ni terminar tus frases.

  25. Cierto, siempre siempre debemos expresar lo que sentimos, no reclamar mucho después cuando el daño ya esté hecho y no tenga remedio la relación.

  26. Lo mismo que das recibes, así que los niños lindos que nos dan cariño y atención, eso mismo recibirán de nosotras. Los nefastos serán pateados en el trasero.

  27. Muchos hombres me han preguntado por qué nosotras las mujeres preferimos a los patanes que a los hombres lindos y atentos con nosotras. Pero no, no preferimos a los patanes, no se equivoquen!! Saludos

  28. Para mí el turn-off total cuando empecé a salir con un chavo fue decirle que moría por ir a un concierto y que él no quisiera ir, eso fue el adiós definitivo, no me lo quise imaginar como novio después.

  29. Agh! Me choca que el pretendiente en curso me llame nombrecitos como preciosa, bonita, hermosa… no señores, no se trata de eso lo que queremos escuchar.

  30. Quién sabe, siento que ya no hacen a los hombres como antes, y digo “hacen” porque así de patanes los hacen sus mamás, los convierten en unos niñotes mimados y nosotras terminamos pagando el pato. Suegras: edúquenlos bien, no los hagan todos machos.

  31. Yo la verdad ya quisiera dejar de buscar el amor, ya he salido con muchos, noviado con muchos, y ya quisiera encontrarme al definitivo, pero obvio que no fuera un patán de éstos.

  32. Yo conocí a un niño súper lindo, guapo, inteligente, creativo… sin embargo él jamás me preguntó nada sobre mí, salimos varias veces y ni siquiera quiso saber nunca en qué trabajaba yo. Byyyeee!!!

  33. Bueno aveces si me molesto con mi pareja, y el me busca el lado, desde q estoy bien el se alza a las nubes, yo simplemente lo dejo trankilo y espero q baje la guardia en eso no lo llamo y me mantengo alejada. para q sea el si quiere q me busque. la reyna soy yo.

  34. fue mi ex y ahora solo es mi agarre para las noches frias y antes era un verdadero patan y ahora lo sigue siendo pero he aprendido a no darle importancia a sus patanerias y a veces tratarlo con la misma moneda y ahora anda preguntando q sientes por mi jiji creo q funciona no darle importancia y de vez en cuando tratarlos iugal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s